Vietnam Thrash Metal, o lo que es lo mismo: SODOM

Volvemos de unas largas y necesitadas vacaciones por tierras célticas para reencontrarnos con la ciudad, el ajetreo, el odio y para ello nada mejor que lo que traemos a continuación.

Si hay un disco capaz de  sacar la rabia, la violencia, la belleza, la poética y el romanticismo que tiene la guerra de Vietnam, ese es el M-16 de SODOM. Un disco increíblemente compacto, una producción exquisita, riffs atronadores, como una jodida metralleta del 75 arrancándote los brazos. Simplemente brutal.

Thrash Metal de la vieja escuela, personalmente no me hace falta nada más. Quizás sea de sus discos más lentos, pero está a la altura de sus clásicos por el despliegue de técnica, imaginación, elegancia y rigidez de los temas, donde no falla ni uno.

Esta banda alemana, pionera en el Thrash, cierra filas en este disco ambientado en su totalidad en la selvática guerra de los 60´s. Los primorosos primeros cortes como “Among the Weirdcong” o “I Am thw War” nos sitúan de llego en el conflicto, sonidos metálicos y de batalla. Riffs condutentes, pesados y no exageradamente rápidos, que nos dan una sensación de que el plomo de las balas se funde en nuestra piel.

Uno de los temas más carismáticos de este disco es el siguiente, “Napalm in the morning”, tema más lento que los dos primeros, pero muchísimo más pegadizo. Este tema comienza con los sonidos clásicos de los clásicos helicópteros Bell Uh-1 Huey, que daban soporte a las tropas en el campo de batalla, fué uno de los helicópteros más versátiles de la historia, se apodó “Huey” o “Chopp”, este ultimo por el sonido de sus aspas. Dicen sus ocupantes que podía volar aunque hubiese sido machacado por el fuego de artillería enemigo, conclusión, era muy duro.

Además de esto encontramos una de las frases más míticas del cine, por Robert Duvall en Apocalypse Now, su celebre: “I Love The Smell Of Napalm In The Morning’: It Smells Like Victory!”. Tras un manto de arpegios de guitarra, nos da una bofetada y nos anda a la locura.

El siguiente tema que me vuelve majara es “Minejumper”, con el estribillo más decadente de todo el disco, me recuerda a una craneo humano gritando mientras la carne se deshace en jirones  y gotea hacia el suelo. Quizás, no lo sé, pero este tema sea mi preferido del disco.  Las típicas minas de Vietnam son las Claymore, en sus tres métodos de muerte, el controlado, el no controlado y el retardado. Las bondades de esta mina son increíbles, lanza en un radio de 100 metros frente a la victima una nube de 700 bolas de plomo en angulo de 60º, lo que le permite llegar a una altura de actividad de unos 2 metros. Se bautizo con este nombre por la espada escocesa.

Todos los temas del disco son digno de escuchar, sobre todo por al atmósfera en que nos envuelve desde el primero, pero hasta aquí llegamos con otro de los preferidos de este disco, M-16, dando titulo también a el mismo. Tema lento y pesado, dedicado a la novia de los chicos que estuvieron luchando en la guerra. El fusil que se hizo famoso en Vietnam, tanto por ser inferior en un principio con su antagonista el Ak-47, como por ser uno de los más utilizados a la larga en el mundo.

Y para finalizar un tema a modo de bonus, una de las canciones más características del conflicto gracias a películas como “Full Metal Jacket”. Hablamos de “Surfin´ Bird” de The Trashmen. Un claro homenaje a la música de aquella epoca.

Anuncios

4 comentarios to “Vietnam Thrash Metal, o lo que es lo mismo: SODOM”

  1. Oye, me ha encantado el post, y como siempre en tu estilo, con anécdotas curiosas y ese tono ágil y rico.
    Queremos más!

  2. No conozco este disco, pero pienso que quizas la canción “minijumper” trate de la “betty saltadora” (bouncing betty), como bien has dicho la claymore fue la mina mas típica, pero en el bando americano que es el que mas hemos visto en el cine, pero en el bando vietnamita la mas empleada era la “betty saltadora” que como la claymore tambien tenia una bondad bastante particular consistente en que como habian comprobado que muchas minas al estallar y propagar la metralla a la altura del suelo “solo” herian el pie del enemigo (en muchos casos mutilandolo pero parece que les parecia poco) y por eso tenia un mecanismo para que antes de ser detonada diera un salto hasta una altura de 80 cm y estallara a la altura del estomago del enemigo asegurando su muerte. Creo que el invento lo hiceron los alemanes en la II guerra mundial, pero fue en el vietnam cuando se empleo en masa.

    • La Bouncing Betty no entró en combate en Vietnam, de hecho, las minas antipersonales del Vietcong suelen formarse solo de trampas y material incautado al enemigo, no de un mecanismo fabricado para ello.

      Y claro está, los americanos tampoco la utilizaron, según mi información, aunque hicieron un modelo basado en el modelo “S” alemán, que se llamó M-16

      la canción trata de una persona que pisa una mina, y desencadena todo el horror que lleva esta dentro. De hecho, el estribillo es “Jumping on a mine”

      Gracias por comentar tio!

  3. Excelente post amigo, me a gustado mucho. saludos y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: